Los antidepresivos naturales que necesitas

Hoy en día la depresión ya es algo muy común y extendido en los países desarrollados. “¿A qué se deberá?”, se preguntan muchos.

Lo cierto es que, a pesar de que pareciera que estamos rodeados por un “colchón” protector en sentido socioeconómico y que vivimos mucho más acomodados en infinidad de aspectos que los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, el estrés de vida que llevamos, la alimentación pobre en nutrientes y un estilo vida, por lo general, sedentario, son las causas muy corrientes por las que se puede padecer depresión en algún momento.

Existe la opción de acudir al especialista para que nos recete algún medicamento, pero muchos optan por empezar con antidepresivos naturales. De esa manera no hacen sufrir más de la cuenta a su propio organismo con sustancias desconocidas. Más bien ayudan a su propio cuerpo para que vuelva a segregar las sustancias que regulan el estado de ánimo.

En este post vamos a enumerar algunos de estos antidepresivos que están hechos a base de sustancias naturales.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es un neurotransmisor que se encarga del buen funcionamiento de nuestro cerebro. Es la sustancia que actúa como regulador de las conexiones neuronales.

Por eso, una falta de esta sustancia produce deficiencias importantes que desencadenan en un bajo estado anímico entre otros problemas físicos importantes.

Sustancias que regulan la serotonina en el cuerpo.

– 5-THP o 5-hidroxitriptófano: esta proviene de plantas, una de ella es la Griffonia. Actúa aumentando los niveles de serotonina. También es beneficioso para otro tipo de trastornos mentales, obesidad, insomnio, migraña y ansiedad.

– Hipérico o hierba de San Juan: esta planta tiene el efecto de frenar la absorción de neurotransmisores, como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina. De esa forma no se pierden tan pronto esas sustancias y así el efecto de bienestar dura más tiempo.

L-triptófano: además de contribuir a la producción de serotonina, es muy eficaz para regular el sueño. Se puede aumentar la ingesta de l-triptófano simplemente añadiendo a nuestra dieta sésamo y otras semillas, leche, huevos, calabaza, chocolate, dátiles, etc.

Tranquilizantes y sedantes.

– Lúpulo: es una planta es extensamente conocida porque contribuye a dar ese sabor amargo tan característico de la cerveza. Pero pocos conocen todas sus propiedades y estas no son pocas. Puede actuar como sedante, analgésico, astringente, digestivo, depurativo, diurético, antiséptico y algunas más.

– Magnesio: este remedio es un eficaz sedante, por lo que es muy recomendado para los ataques de pánico. Además relaja músculos, equilibra el sistema nervioso y mejora la función suprarrenal.

Valeriana y pasiflora: estas dos plantas se usan sobre todo como complemento para dormir bien.

– Melatonina: también sirve para conciliar del sueño aunque esta es una hormona que se obtiene a partir del triptófano.

Vitamina B: esta fortalece el sistema nervioso. Una dieta rica en carnes magras, lácteos, verduras de hoja verde, legumbres y cereales integrales es esencial para subir los niveles de vitamina B en nuestro organismo.

También te podría gustar...