Estrés y problemas de cabello ¿Están relacionados?

El estrés es una condición mental a corto o a largo plazo que puede llegar a causar estragos en nuestro organismo, tanto a nivel mental como físico. El cortisol y la adrenalina, las hormonas que libera el estrés, pueden afectar al ciclo normal del crecimiento de nuestro pelo.

Este proceso, conocido como efluvio telogénico, consiste en que tras la caída cíclica para renovar el cabello, algunos folículos entran en la etapa telógena, de descanso, que dura entre 6 y 12 semanas e imposibilita la producción del pelo.

Esto da la sensación de una gran pérdida de cabello. En general, afecta más a las mujeres que a los hombres, y es una condición molesta pero temporal. Con los cuidados adecuados, puedes hacer que tus folículos se pongan a trabajar de nuevo en el menor tiempo posible.

¿De qué formas puede afectar el estrés a nuestro cabello?

Los efectos del estrés en el cabello se empiezan a notar antes de que se caiga. El cortisol deteriora el pelo, le hace perder vitalidad y lo vuelve más quebradizo y apagado si el estado de estrés empieza a ser prolongado.

La tensión o el estrés también pueden hacer que te salgan canas, ya que las células encargadas de producir la melanina del pelo se ven afectadas al debilitarse los folículos pilosos donde se encuentran.

Cuando el estrés hace que los folículos se debiliten tanto que el pelo deja de crecer o se cae como respuesta a esta situación psicológica. Esto se conoce como alopecia nerviosa o areata, y no supone ningún otro síntoma dérmico aparte de la caída capilar.

Esta caída del cabello se aprecia en la pérdida de volumen o incluso en la aparición de pequeñas calvas. Todos los perjuicios que causa la alopecia nerviosa pueden recuperarse parcialmente con el tiempo, intentando eliminar el estrés o utilizando productos específicos para ello.

Repara los daños con productos específicos

Para solucionar los daños capilares causados por el estrés, existen productos restauradores y fortalecedores del cabello, como los productos de la línea Secretos Del Agua. Esta gama de productos está especialmente enfocada a reparar la pérdida de cabello por estrés, o a cubrir las canas sin utilizar químicos dañinos para el cuero cabelludo.

En la gama Secretos Del Agua, que es muy recomendada por la mayoría de personas que han utilizado estos productos, puedes encontrar un tratamiento nutriente al completo, limpiadores, barros, bálsamos, bruma, agua de tierra y de lluvia… Todo esto elaborado con Agua Biopolar, en la que se disuelven diferentes sustancias naturales e inocuas para la piel, para que esta agua sea capaz de restablecer el orden molecular en los folículos afectados por el estrés.

Cuida de tu cabello

Teniendo en mente que la alopecia nerviosa y que todos los problemas derivados del estrés son pasajeros, ármate de los mejores productos capilares para nutrir y fortalecer los folículos en su etapa telógena y revertir los efectos del estrés.

La salud capilar es muy importante, tanto a nivel fisiológico como a nivel estético. ¡No la descuides!

También te podría gustar...