¿Cuándo solicitar el certificado de minusvalía?

El número de personas con algún tipo de discapacidad en nuestro país es mucho mayor al que nos podemos imaginar. De hecho, según los estudios se estima que aproximadamente un 15% de la población española viven con algún tipo de discapacidad.

Conscientes de ello, hemos querido aprovechar este post para realizar un repaso a la situación que viven en la actualidad los minusválidos en nuestro país, así como para dar las claves para solicitar el certificado de minusvalía.

La diversidad de discapacidades existentes es enorme, pero por lo general, se suelen englobar en cinco grupos:

  • Discapacidad física: son aquellas alteraciones que afectan al sistema neuromuscular, así como al esquelético, dificultando o limitando en mayor o menor medida, según el grado de la discapacidad, la realización de movimientos.
  • Discapacidad psíquica: cuando se sufre algún tipo de alteración directamente relacionada con la conducta adaptativa de la persona, así como con las facultades mentales y/o las estructuras neurológicas.
  • Discapacidad sensorial: las discapacidades relacionadas con las alteraciones de las estructuras sensoriales: oído, vista, tacto, olfato y gusto, y también con el sistema nervioso.
  • Discapacidad intelectual: alteraciones en la función intelectual, situándola por debajo del promedio habitual, así como de la conducta adaptativa.
  • Discapacidad orgánica: alteraciones crónicas en las funciones orgánicas de nuestro organismo: aparato locomotor, muscular, óseo, respiratorio, digestivo, excretor, nervioso, reproductor, endocrino, circulatorio, y también en las estructura del sistema orgánico.

También hay que destacar que además existen otras muchas enfermedades, dolencias y lesiones que pueden ser consideradas como discapacidad, pero que habitualmente no solemos reconocerla como tal. 

¿Cómo solicitar el certificado de discapacidad o minusvalía?

Si miramos la discapacidad desde el punto de vista administrativo, nos encontramos con un mecanismo de protección pública, cuyo principal objetivo es ofrecer apoyo a través de una serie de beneficios y ventajas sociales, a todas aquellas personas que presenten una serie de limitaciones y restricciones para la realización de diferentes actividades debido a una alteración, ya sea congénita o hereditaria.

Si te encuentras en una situación de búsqueda de empleo, debes tener en cuenta que las empresas disfrutan de diferentes beneficios si contratan personas que cuentan con el certificado de minusvalía, por lo que contar con dicho certificado aumentará tus posibilidades de acceder al mercado laboral.

De hecho, la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad exige que aquellas empresas que cuenten con más de 50 trabajadores en plantilla, deben disponer de un porcentaje de empleados con discapacidad.

Para llevar a cabo la solicitud del certificado, previamente tendrás que comenzar un proceso administrativo, el cual irá de la mano de una valoración médica, social y psicológica. Esta valoración determinará cuál es el grado total de discapacidad, que deberá ser igual o mayor al 33% para recibir el certificado de discapacidad.

Este proceso suele tener una duración de entre 6 y 8 meses, variando según la Comunidad Autónoma en la que se lleve a cabo. Puede realizarse en cualquier momento del año, siendo necesarios los siguientes documentos:

  • Fotocopia y original del DNI
  • Informes médicos que acrediten el 33% de discapacidad
  • Fotocopia de la Resolución de la Comisión de Evaluación de Incapacidades

Dicha solicitud se puede realizar tanto de manera presencial como vía telemática.

También te podría gustar...