Cómo superar una depresión con la ayuda de remedios naturales

Sufrir de depresión es más que sentirse triste. Esta enfermedad clínica severa produce insomnio, dolores de cabeza, cansancio, variaciones en el peso corporal, sentimientos de desesperanza y vacío e ideas suicidas, entre otras típicas señales de alarma. Y, en el mediano y el corto plazo, causa conflictos familiares, laborales y económicos. La vida cotidiana, en su totalidad, queda opacada por esta patología mental.

Un 4% de la población mundial es víctima de la depresión. Mal de muchos, consuelo de tontos, se suele decir, pero ya basta de palabras: es hora de ponerse en marcha para combatir sus síntomas antes de que se tornen crónicos. La buena noticia para quienes padecen este trastorno del cerebro (porque no es una cuestión de voluntad sino un factor biológico) es que existen diversos remedios naturales para superarla sin necesidad de recurrir a los medicamentos tradicionales que aportan, a veces, más efectos adversos que beneficios.

Remedios naturales para dejar de estar deprimido

Movimiento corporal. El ejercicio físico realizado en forma regular produce, a nivel cerebral, serotonina, sustancia neurotransmisora primordial para mantener el buen humor.

Adoptar una mascota. La compañía que brinda un perro, por ejemplo, minimiza las posibilidades de sentirse vació y sin esperanza. Hasta alimentar a un pececillo inyecta de optimismo a aquellos que no encuentran motivo para dejar la cama cada mañana.

Vida social y red de contención emocional. Aislarse enferma. En efecto, el aislamiento es una de las principales causas de depresión, e incluso de muerte. El contacto con otros, la escucha de un amigo, el consejo de un experto en algo, pueden contribuir a mejorar el estado de ánimo de un depresivo.

Buena dosis de vitamina D. Por eso es tan importante tomar sol y estar en contacto con el aire libre todos los días (en países donde el sol no asoma por meses, la vitamina D se ingiere en forma de pastillas). Además, los huevos y las setas contienen suficiente vitamina D que influye directamente en el estado de ánimo.

Alcohol hipérico (también denominado hierba de San Juan). Surge de una planta trepadora. Es el Prozac o “pastilla de la felicidad” natural, podría decirse. Es un potente antidepresivo. Puede ingerirse como infusión o para dar masajes relajantes. Combate los síntomas de la depresión leve a moderada.

Aportes de selenio y de ácido fólico. El selenio es un micromineral antioxidante esencial en el cuerpo humano. ¿Dónde se encuentra? En las semillas de girasol, en el huevo, el té negro, el aguacate, los cacahuetes, las lentejas, los plátanos, las uvas, el kiwi, la sandía y las fresas. El ácido fólico está en la acelga, la espinaca, la lechuga, los porotos, el brócoli y la naranja.

Es hora de un cambio de hábitos

Todo cambio se inicia un día. Peldaño a peldaño. No es difícil: como se evidencia en el listado anterior, estos remedios naturales no solamente están al alcance de la mano sino que, además, cuestan poco y nada. La clave principal para superar la depresión y poner fin, o al menos, freno a sus síntomas está en comenzar a implementar nuevos hábitos de vida para que ésta se torne saludable y plena.

También te podría gustar...