Cómo afectan las tendencias de moda a nuestra autoestima y relaciones sociales

El qué diga que la moda y la forma de vestir no afecta directamente a la autoestima y a las relaciones sociales de la gran mayoría de la sociedad, o miente o está totalmente equivocado; una de dos. Y es que es un hecho que efectivamente, la moda incide directamente no sólo en el comportamiento de cada uno, sino también en su estatus y en la forma en la que el resto de personas le ven. Algo que se acrecienta especialmente entre los más jóvenes.

Tan sólo hay que echar un vistazo a los principales blogs de moda para darse cuenta de que la mayoría de seguidores son adolescentes o personas jóvenes que no alcanzan apenas los 25 años de edad.

Algo que puede suponer un problema, ya que los jóvenes son posiblemente las personas que más atención prestan a la moda y las vestimentas, pero con la particularidad de que son los que más dificultes económicas sufren, y por tanto, tienen más difícil lucir unos looks que les gusten realmente.

Conscientes de este problema, hemos querido preparar un post en el que vamos a repasar la forma en la que las tendencias de moda afecta a la autoestima y a las relaciones sociales de todo el mundo en general, y de los adolescentes en particular. Toma nota.

¿Por qué la moda resulta tan importante para los jóvenes?

La moda resulta tan importante para los jóvenes porque, en función de los estilismos que luzcan, mostrarán una personalidad u otra de cara al resto de personas.

Pero al hablar de la moda no tenemos que centrarnos únicamente en la ropa, complementos o accesorios, sino también en los cuerpos prácticamente perfectos de los modelos, independientemente de que sean hombre o mujeres, que utilizan las principales firmas de ropa para mostrar al público sus nuevas colecciones.

Y es que posiblemente el físico incide todavía más que la ropa en cuanto a la autoestima y las relaciones sociales de las personas se refieren, básicamente porque a todos los jóvenes les gustaría tener unos cuerpos como los que lucen los modelos, pero la realidad es que no siempre es posible.

Esto lleva a que muchos jóvenes caigan en el exceso a la hora de cuidarse, pasando más tiempo en el gimnasio que estudiando, y siguiendo unas dietas demasiado estrictas que no les permiten recibir la cantidad de nutrientes y propiedades necesarias para el día a día. Todo ello con el objetivo de lucir unos cuerpos que estén bien aceptados por la sociedad.

Y en caso de no conseguir los resultados esperados, la personalidad puede verse fuertemente afectada, ya que los jóvenes son muy crueles y propensos a poner etiquetas que sin duda pueden hacer mucho daño a las personas que las sufren. Unas etiquetas que caracterizan a una persona con una serie de prototipos en base simplemente al físico o al estilo de ropa que lleva.

Por ello es importante que entre todos tratemos de quitarle importancia a la moda y de concienciar a los jóvenes de que es algo totalmente insignificante.

También te podría gustar...